Beneficios e importancia de beber agua

La recomendación general para un adulto es beber 2 litros de agua al día para mantener nuestro organismo saludable, a continuación, le contamos cómo influye y beneficia además a nuestra piel.

1.- El agua es el componente mayoritario (30%) de nuestra piel, por lo que su aporte es esencial para mantener la turgencia y elasticidad de la misma. Una piel deshidratada es menos elástica, es decir, tarda más tiempo en volver a su sitio al estirarla.

2.- El aporte de agua adecuado evita la deshidratación de la piel. Una piel deshidratada no puede cumplir la función de barrera natural que tiene la piel, pierde tersura y favorece la aparición de eccemas.

3.- La aplicación externa de agua fría o compresas húmedas produce un efecto calmante inmediato del picor y disminuye la inflamación de la piel. Puede ser muy útil en caso de quemaduras, urticarias, picaduras de insecto u eccemas. El agua fría reduce la rojez.

4.- Una ducha de agua no tan caliente o fría es estimulante para la piel y el espíritu. El efecto inmediato es una vasodilatación superficial para mantener la temperatura y posteriormente una vasoconstricción. Por otro lado, ayuda a despertarnos.

5.- Sobre la piel se depositan a diario polvo y sustancias atmosféricas que la perjudican, además las células muertas y restos de cosméticos obstruyen los poros y no permiten que la piel respire. El agua arrastra estas partículas y elimina suciedad de la piel.

6.- Los baños con agua termales aportan, dependiendo de la composición de las aguas, diferentes minerales a la piel y sustancias de acción antiinflamatoria probada y de utilidad en enfermedades de la piel como el eccema o la psoriasis.

Dejar un comentario

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados