El colágeno y nuestra piel

¿Qué es el colágeno?

  • El colágeno está en usted, es uno de los componentes principales de las articulaciones, los huesos, los músculos, las encías, los dientes y la piel, además de formar parte de otras estructuras y tejidos orgánicos a los que aporta cohesión, resistencia y fortaleza.
  • La piel es el órgano de mayor tamaño del cuerpo. El colágeno es la proteína estructural más importante de la dermis, la capa gruesa de la piel situada entre la epidermis (capa exterior) y la hipodermis (tejido subcutáneo).
  • A medida que envejecemos, la producción de colágeno disminuye y las células de la dermis van perdiendo fortaleza y flexibilidad. Si a esto le sumamos los efectos de los radicales libres, de las posibles enfermedades presentes y de los déficits nutricionales (dieta pobre en antioxidantes, minerales y vitaminas C y E), no deberá extrañarnos que nuestra piel se vuelva delgada, frágil y flácida, y deje atrás su apariencia firme y saludable.
  • El colágeno de su piel le protege de los agentes externos (sol, frío y polución ambiental), le aporta hidratación, reduce las líneas de expresión y arrugas, acelera el proceso de cicatrización de las heridas, disminuye la aparición de acné y le ayuda a disminuir la celulitis, la flacidez, las estrías y las cicatrices. En resumen, el colágeno le permite conseguir un aspecto más rejuvenecido y saludable, a pesar del inevitable paso del tiempo.

¿Cómo obtener el aporte adecuado?

  • Si quiere asegurar el aporte adecuado de colágeno y evitar que su cuerpo tenga que digerirlo antes de utilizarlo, le recomendamos que opte por un complemento alimenticio que contenga colágeno asimilable o hidrolizado (facilita su absorción) y que incorpore la vitamina C en su formulación, ya que vitamina C es un elemento esencial en la síntesis del colágeno por parte de nuestro organismo. Varios estudios han demostrado que los suplementos que contienen colágeno pueden ayudar a retrasar el envejecimiento de la piel al reducir las arrugas y la resequedad. Estos tienen la capacidad de estimular a su cuerpo a producir colágeno por sí mismo.
  • Si añade a su dieta alimentos ricos en vitamina C (kiwi, cítricos, fresas, etc.), en aminoácidos de tipo lisina (carne magra, pescados, legumbres, lácteos y gelatina) o prolina (clara del huevo y gelatina), en azufre (ajo, cebolla y apio), en antioxidantes (alimentos de color rojo, como la betarraga, los pimientos o el tomate, ricos en licopeno) y en ácidos grasos omega 3, 6 o 9 (pescado azul y frutos secos), empezará a notar los efectos por dentro y por fuera.
  • Las cremas cuyo componente principal es el colágeno también son una excelente opción para retrasar el envejecimiento en nuestra piel.

¡No dude en incorporarlo de la forma que más le acomode! ¡Por supuesto junto a sus dispositivos Labelle!

Dejar un comentario

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados