Infaltables en nuestra rutina diaria

Hacemos muchas cosas para vernos más guapas y jóvenes, agregamos y quitamos cosas a nuestra rutina para vernos más bellas, pero le queremos contar lo que por ningún motivo puede faltar.

Limpiar nuestro rostro (y sí, mañana y noche)

La piel acumula grasas, además de suciedad y otros residuos que están en el ambiente y si a esto le sumamos el maquillaje, nuestra cara se vuelve un lugar ideal para bacterias. Una limpieza facial diaria es fundamental para eliminar esta contaminación, desbloquear los poros y evitar la aparición de granos. En la mañana también necesitamos retirar las impurezas generadas durante la noche y los restos de cremas.

Humectar la piel luego de la limpieza

Con el tiempo la piel va perdiendo su capacidad de retener agua, por lo que al humectarla ayudamos a que se quede en la dermis, y con esto logramos que nuestra piel se vuelva más resistente, tenga un mejor aspecto y además combatimos al enemigo número 1 del envejecimiento prematuro, la deshidratación, por lo que prevenimos la aparición de arrugas.

Usar protector solar todo el año (dentro y fuera de casa)

Los rayos UV aparecen hasta en los días más nublados, es decir, estamos constantemente exponiendo nuestra piel a la radiación y por ende al envejecimiento prematuro. El error más grande es pensar que ahora que estamos dentro de casa estamos protegidos, ya que las ventanas no filtran todos los tipos de rayos UV, y como si fuera poco la luz azul de las pantallas también emite una radiación que genera manchas y arrugas de forma precoz.

Le contamos esto porque sabemos que ama su piel y quiere que luzca tersa y hermosa, así que no salte nunca estos pasos, y por supuesto para un rejuvenecimiento rápido y eficaz, no olvide incluir nuestros dispositivos Labelle después de su rutina diaria.

Dejar un comentario

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados