La importancia de humectar nuestro rostro tanto de día como de noche

La principal causa de tener un aspecto apagado y desigual en el rostro es la deshidratación. El agua es la única sustancia capaz de dar elasticidad a la capa de células externas de la epidermis. Pero beber agua no es suficiente. 

Con el paso del tiempo las glándulas sebáceas son menos activas y la piel va perdiendo la capacidad de retener agua, por lo que se reseca con más facilidad.

Humectar significa retener la humedad que hay en la piel. Por lo tanto, cuando humectamos estamos evitando que se evaporen los líquidos y colaborando a que permanezcan en la piel. Y estos son los beneficios:

1.- La piel se vuelve más resistente. Hace que los niveles de agua de la piel estén equilibrados y que la barrera protectora se vea más fortalecida y flexible, lo que lleva a que zonas más delicadas y finas del cuerpo, como el rostro, estén protegidas de agentes externos tales como el clima, la contaminación o el propio maquillaje. 

2.- Previene la sequedad. Si en verano el sol es uno de los mayores enemigos para la piel, el frío y el aire seco son sus grandes rivales en otoño. Es necesario una crema hidratante nutritiva que intensifique el proceso reparador y regenerador de la piel para combatir la deshidratación del rostro.

3.- Mejora su aspecto. La deshidratación debilita la piel y la hace más sensible a las imperfecciones, a tener el rostro hinchado, áspero, en el que los granitos, los puntos negros, las ojeras y las manchas de la piel se notan más. Es importante hidratar el rostro para eliminar la retención de líquidos que se acumula en los párpados, evitar la aparición de imperfecciones y, sobre todo, devolverle su brillo natural. 

4.- Retrasa la aparición de arrugas. La piel deshidratada es uno de los motivos principales del envejecimiento prematuro. Al debilitarse la piel, esta se seca y pierde colágeno, lo que acelera el proceso de envejecimiento. El déficit de agua aumenta la posibilidad de enfermedades cutáneas y hace más visibles las arrugas en la piel.

Tener una piel hidratada y humectada, permite que la epidermis luzca una apariencia fresca, juvenil y lisa. Siempre debe tener en cuenta su tipo de piel a la hora de comprar una crema humectante, para que sea acorde a las necesidades de su piel.

¡Recuerde utilizar sus dispositivos Labelle luego de humectar su piel para aumentar los beneficios!

 

Dejar un comentario

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados